Discos del Rock & Pop de un interesante 2008

En materia de ediciones discográficas a nivel del rock & pop internacional tenemos un interesante 2008, con ediciones de artistas consagrados popularmente que buscan cambiar, y otros que asoman con aire renovador.

Madonna, cambiando una vez más

Tras 3 años de ausencia en materia de trabajos de estudio, la indiscutida reina del pop vuelve, y lo hace acercándose al terreno del hip hop como método de renovación

“Hard Candy” es el nombre del disco 2008 de la reina del pop Madonna, y ha sido sin duda uno de los lanzamientos del año. Es que a esta altura la legión de seguidores alrededor del mundo que ha cosechado la artista es de las más importantes de la escena mundial. Es que Madonna es hoy por hoy la única artista que puede tener entre sus más fieles seguidores, una persona de 15 y otra de 50 años vivando su obra. Esto es fruto de la constante reinvención por la que ha atravesado la norteamericana en toda su carrera.

En esta ocasión tras haber impactado con su “Confessions on the dancefloor” en el 2005 por su efectiva incursión en la dance music, la diva del pop incursiona en su último trabajo “Hard Candy” en terrenos cercanos al hip hop. Y la verdad, el resultado no es tan bueno como quisiéramos.

“Hard Candy” contiene 12 nuevas canciones y cuenta en la producción con Timbaland y Pharrel Williams, recordado entre otras cosas por haber estado al frente del proyecto N. E. R. D. en el 2002; esto le da el apoyo necesario para moverse en el terreno del hip hop. Por otro lado, acentúa esa búsqueda por los ritmos del Bronx cuando interpreta ‘Beat goes on’ junto al rapero del momento Kanye West. Dueto realizado con saldo favorable, no tanto el que la artista hace junto a Justn Timbarlake en la canción elegida como primer corte de difusión ‘4 Minutes’, que más allá del éxito obtenido es de los momentos más flojos del disco.

Curiosamente lo mejor del último trabajo llega cuando interpreta ‘Give it to me’, una canción más en plano discoteca que bien podría haber integrado su anterior placa.

El disco se abre con ‘Candy Shop’, que refleja el camino anteriormente mencionado y tomado por la artista y se cierra con ‘Voices’, canción que vale la pena escuchar.

En definitiva el regreso después de tres años de Madonna con el disco más flojo de sus últimos diez años de carrera, pero con el aliciente de ser la excusa que la traerá a Buenos Aires antes de fin de año, en un espectáculo seguramente imperdible.

Calificación : B

TE DEJAMOS EL VIDEO CLIP DE «GIVE IT 2 ME» DE MADONNA

 

Cat Power en la caja de ritmos

En una década plagada de nombres femeninos en las listas de éxitos, Cat Power trata de abrirse camino de la mejor forma posible : haciendo la diferencia.

Es que en si la carrera de la artista norteamericana ha transcurrido por caminos muy particulares. Sus canciones no parecen estar hechas para el éxito fácil y actual sino para poder ser escuchadas con el tiempo. El folk, el country y western de antaño pueden verse reflejados en un pop actual y refinado, así lo marcó su anterior disco “The Greatest” con el que conquistó a la crítica especializada mundial.
Su nuevo disco se llama “Jukebox”, es el quinto de su carrera y se trata de un disco de versiones a la manera de Cat Power.
Entre las canciones elegidas sobresalen la versión que la artista realizó de ‘I believe in You’, el clásico de Bob Dylan del disco “Slow Train Comin” del año 79, una versión que une la voz de la cantante a una guitarra eléctrica logrando una atmósfera que bien podría encajar en una bar de los suburbios a finales delos 60’s.
Sube los desvíeles a los que nos tiene acostumbrados cuando interpreta ‘Ramblin Man’, un clásico de Hank Williams que también supieron hacer The Rolling Stones. Acompañada por una guitarra slide, llena el ambiente de country al interpretar ‘Silver Stallion’ de la banda The Highmen y nos sorprende a todos cuando realiza una versión con su estilo del clásico de Frank Sinatra del 79 ‘New York’.
Con 37 años de edad y tras haber padecido un importante colapso a mitad de su última gira norteamericana, Chan Marshal, conocida como Cat Power, nos alcanza su segundo disco de versiones con el que parece reclamar de los medios una mayor consideración. Y a fuerza de ser sincero, tras escuchar este disco creemos que se lo merece.

Calificación: MBB

TE DEJAMOS LA VERSION DE «NEW YORK» DE FRANK SINATRA POR CAT POWER

 

El último disco de R. E. M. y su vuelta al garage

“Accelerate” es el disco 2008 de la banda norteamericana R. E. M.. Editado en los primeros meses del año, el disco marca el regreso de la banda a su formato de cuarteto.

La banda formada originalmente por Michael Stipe en voz, Peter Buck en guitarra, Mike Mills en bajo y Bill Berry en batería, mantuvo su exitosa formación hasta el año 1997, cuando el baterista decidió alejarse del grupo debido a no poder reponerse por completo de una hemorragia cerebral sufrida en año 1995 cuando estaba en gira con sus compañeros. La decisión del baterista hizo que los restantes integrantes decidieran continuar como trío, utilizando un baterista de sesión para la grabación de sus siguientes discos y recurriendo al baterista de Ministry Bill Rieflin para las presentaciones en vivo. En esta situación fue que grabaron la trilogía de discos compuesta por “Up!”, “Reveal” y “Around the Sun” discos que si bien mantuvieron el prestigio de la banda de Georgia, no lograron conformar a público y crítica, por considerar que la banda había perdido la esencia de la primer época, volcándose de forma no muy convincente al mundo de las baladas y los efectos de sonido. Para la grabación del nuevo disco, Rieflin se integra formalmente como baterista del grupo que regresa así al formato de cuarteto que los hizo grandes en el mundo de la música. De la mano de este cambio también se produce el cambio en el sonido que parece regresar al sonido de la etapa más respetada y requerida del grupo.

El disco fue grabado en gran parte en directo en los estudios tal como si estuvieran en vivo, lo que le da al sonido la frescura y potencia característica de la banda y que en cierta forma habían perdido. Los efectos de sonido ya no pasan por los sintetizadores sino por las distorsiones y lo endiablado del sonido de las guitarras. El disco se abre de la forma más cruda posible con ‘Living well is the best revenge’, una canción llena de la potencia la perdida y con un aire “garage” que nos devuelve en cierta forma a los 80’s. ‘Accelerate’, canción que da nombre al disco confirma que el tono del disco es más acelerado que el de costumbre.
El primer corte de difusión del disco fue ‘Supernatural Spersirious’, donde sin introducción alguna la voz de Stipe se larga a escupir palabras acompañado por un riff de guitarras que se intercala de primer a segundo plano a lo largo de la melodía. El concepto se mantiene en ‘Man – Sized Wreath’ el segundo corte de difusión del disco. Una de las canciones más interesantes del disco es ‘Hollow man’, que aunque comienza en forma tranquila, esa tranquilidad no dura demasiado y tienda a subir en constantes cambios de tonos. El momento más tranquilo del disco nos llega con ‘Until the day is done’, una balada de término medio al mejor estilo de ‘Man on the moon’ del 92. ‘Horse to water’ es otra de las grandes canciones del disco donde Stipe canta con su bronca a cuesta tal como lo hizo en ‘Is the end of the world…’ en el año 87. canción tras canción, guitarra tras guitarra, llega ‘I’m gonna D.J.’ el último track del disco cantada en plan de rapeo con un ritmo potente y sucio que deja en claro que este disco es otra cosa.

El valor de rehacerse volviendo a ser uno mismo, de cambiar para volver a ser lo que era antes del cambio pero sonando actual y futurista, así es el nuevo trabajo de una de las bandas más grandes de la historia que como el ave fénix, nos demuestra que no todo está perdido, aún cuando el mundo así lo considere.

Calificación: MBS

MIRÁ EL VIDEO CLIP DE R.E.M «MAN-SIZED WREATH

 

 

Jack Jonson : el “surfista” sin tabla

Desde su aparición en los medios, Jack Jonson fue presentado como el nuevo “surfista” en el terreno del rock.

Digamos que el “Surf Rock”, o el estilo “Surfista” fue uno de los estilos que más impactó tuvo y menos duró en la década de los 60’s. Más allá de no haber sido los primeros en interpretarlo, los abanderados de este estilo fueron The Beach Boys, banda que quedó en la historia como máximo exponente de la música “Surf”, aunque ninguno de sus componentes a excepción del baterista practicaban el Surf.

Algo similar pasa con Jack Jonson, quien irrumpe a la escena musical con la sonrisa Surfista en el rostro, pero que tiempo después nos enteramos que aunque lo hizo, ya no practica ese deporte. Cabe señalar además que tampoco su música tiene que ver con la hecha por los hermanos Wilson hace algo más de 45 años, pero si las letras reflejan ese espíritu armonioso, aventurero y esperanzador, ideal para una bajadita a la rambla.

El ultimo disco del artista es “Sep Through the Static”, un disco que mantiene el espíritu de los anteriores discos, más allá de la intención del autor de darle una mayor oscuridad. Es producido por JP Plunier, quien ya había producido su debut en el 2001 “Brushfire Fairytales”.

El disco se abre con la canción ‘All at Once’, que en cierta forma es el reflejo de lo que es todo el trabajo, un rasqueo sutil de guitarras y una percusión sutil y acorde a los ritmos calientes es la propuesta. ‘If I had eyes’, el primer corte de difusión mantiene esta idea, y ‘Hope’ el tema más agradable del disco, la reafirma.
En definitiva un disco que nos da la idea de que estamos frente a un artista a punto de despegar, aunque no nos arriesgaríamos a decir que esto va a suceder. Su música refleja este hecho; las letras parecen que van a decirnos algo pesado pero se contienen, su música parece que va explotar pero se mantiene; como si todo estuviera calculado para permanecer en un estado regular a la espera de dar el gran salto.

Calificación: BMB

TE DEJAMOS EL VIDEO MÁS AGRADABLE DE JACK JOHNSON: «HOPE»

 

Fernando García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.